cargando


¿En qué consiste el tratamiento Cross Linking?

Autor: Equipo médico Bogotá Láser
10 de Marzo de 2021
Cirugía Cross Linking

Dentro de los diversos tratamientos que se pueden encontrar para los problemas de visión, está la cirugía cross-linking, que consiste en la producción de nuevos enlaces moleculares dentro del ojo, reforzando el colágeno que se encuentra en la córnea.

 

Los problemas oculares generalmente reducen el campo de visión y la agudeza visual, causan síntomas molestos y en ocasiones se trata de enfermedades que son progresivas que degeneran o alteran las estructuras del globo ocular provocando visión borrosa, distorsión y fotosensibilidad. El queratocono hace parte de estas patologías, y aunque existen algunos tratamientos preventivos en cierta medida, no es posible corregir del todo las afectaciones que ocasiona esta enfermedad.

 

Afortunadamente la tecnología avanza de forma exponencial y ahora los profesionales de la salud ocular pueden ofrecer a los pacientes alternativas que sean eficientes y efectivas. En coherencia con lo anterior, el crosslinking es un tratamiento que se realiza en los pacientes que padecen de queratocono, enfermedad que afecta la estructura córnea, debilitándose y cambiando su forma. Sus causas suelen ser atribuidos al déficit de colágeno en el cuerpo, o a la transmisión de esta enfermedad a través de los genes. Usualmente está también relacionada con la miopía.

 

¿En qué casos es recomendable el Crosslinking?

 

La cirugía de crosslinking es una intervención láser diseñada especialmente para combatir el queratocono progresivo. Para asegurar la efectividad del tratamiento es de vital importancia que los pacientes cumplan con ciertas condiciones para asegurar el éxito y que las mejoras sean significativas:

 

1. Que sean jóvenes.

2. Que el progreso de la patología se haya comprobado.

3. Que la córnea no presente un adelgazamiento pronunciado. (Se requiere 400 micras o más de espesor)

 

Si bien la efectividad de la intervención está comprobada, no se recomienda en pacientes mayores de 35 años, que tengan córneas demasiado finas (menos de 400 micras de grosor). Para esto, el profesional médico hará previamente una serie de exámenes diagnósticos y de revisión en los que pueda identificar si es posible o no realizar el procedimiento.

 

Siga leyendo: Tratamiento del queratocono 

 

¿En qué consiste la cirugía crosslinking?

 

El procedimiento cross-linking actúa al instalar un colirio de riboflavina sobre la córnea, para posteriormente aplicar rayos ultravioleta UVA. Estos dos elementos juntos crean una reacción en el ojo que permite el fortalecimiento del colágeno corneal, deteniendo el avance del queratocono sin dolor, esto como alternativa de un posible trasplante de córnea que también detiene el avance de esta enfermedad, pero de una manera más complicada.

 

Además de esto, el cross-linking es capaz de detener otras infecciones oculares así como la necrosis, esta última consiste en la muerte del tejido corporal debido a la poca circulación de sangre en estos. Recuerde que sólo este, además del trasplante de córnea, son los únicos tratamientos que detienen el queratocono. Otros tratamientos refractivos como el Lasik son incapaces de detener su avance, sólo corrigen las dificultades de visión de cerca o lejos.

 

¿Cuánto dura el Cross Linking?

 

En realidad el proceso es relativamente sencillo. A los pacientes con esta enfermedad de la córnea se les practica una cirugía no invasiva dentro de un quirófano, de manera ambulatoria. Se inicia con la aplicación de las vitaminas (riboflavina) en las zonas afectadas de la córnea durante unos minutos, para luego, mediante una potente máquina, irradiar el ojo con rayos ultravioleta, ya sea durante media hora, o en un proceso más acelerado que disminuye las molestias rápidamente. De acuerdo al daño, la energía de la luz aplicada puede variar. El ojo tratado tendrá que ser cubierto por unos días.

 

Posterior a la cirugía, el paciente deberá tomar antibióticos en gotas para sus ojos, además de otros analgésicos por varios días. En algunos casos se recetan lentes de contacto preventivos. Luego de 3 a 5 días el parche que cubre el ojo será retirado.

 

Cuidados luego del procedimiento

 

El posoperatorio no tiene mayores complicaciones, pero si suele presentar molestias durante los 2 o 4 primeros días. No obstante, el profesional médico proporciona analgésicos y lentes prescritas para hacer la recuperación mucho más llevadera. Se recomienda reposo, evitar actividad física y asistir a revisión médica según lo que indique el cirujano.

 

Si es realizado de manera correcta, en un centro de cirugía ocular reconocido y confiable como Bogotá Láser, no sólo se notará el fortalecimiento de la córnea y la mejora de la agudeza visual, sino también podrá notar como la miopía, o dificultad para ver de lejos, disminuye o desaparece. Es un procedimiento seguro, que en el 95% de los casos detiene el avance del queratocono, y sin daños ni efectos secundarios.

 

Recuerde que ante esta y cualquier otro daño visual debe asesorarse de expertos en tratamientos oculares, como los que encontrará en Bogotá Láser. Evite daños más grandes en el futuro y acérquese a nuestro centro de cirugía para obtener el diagnóstico de las posibles enfermedades del ojo que posea, y los tratamientos a seguir con nuestro apoyo.

 

Te podría interesar: Enfermedades de la córnea

Compartir en: