Estrabismo síndrome de los ojos bizcos

Fecha de actualización: 04-12-2020
Autor: Equipo médico Bogotá Láser
Fecha de creación: 18-04-2013
Estrabismo síndrome de los ojos bizcos | Bogotá Láser

El estrabismo o el síndrome de los ojos bizcos es la incapacidad de los ojos de mantener la alineación correcta en coherencia hacia dónde va la mirada. Son la alteración de los músculos de los ojos, sumada a una mala visión que impide que los dos ojos puedan mirar hacia una misma dirección, ya que los dos o solo uno se desvía involuntariamente.

 

Esta patología puede ser constante o intermitente, todo depende de cada paciente y del tipo que esté padeciendo. Existen diferentes condiciones de estrabismo: esotropía que es cuando un ojo puede mirar directamente un objeto y el otro está desviado hacia adentro; exotropía o hacia la pared es cuando el ojo mira pero hacia afuera, lado contrario del centro; hipertropía es cuando la mirada se va para abajo.

 

Dado que esta condición genera visión doble puede afectar la visión en uno ojo o los dos -ya sea porque es congénito o se desarrolló a edad temprana-, lo que el cerebro hace es ignorar la información emitida por el ojo desalineado haciendo que habitualmente lleve a la ambliopía o más conocido como ojo vago.

 

Síntomas y señales del estrabismo

 

La primera señal del estrabismo es la desalineación visible de los ojos, ya sea desviado hacia adentro, hacia afuera, arriba o abajo. Cuando esto sucede y es obvio a simple vista la oftalmología pediátrica en Bogotá recomienda la revisión inmediata por parte de un profesional médico, ya que cuando se identifican algunos síntomas o señales en etapa inicial se pueden tratar por medio de ejercicios que buscan enderezar los ojos.

 

Cuando son casos menos notorios de ojos bizcos pueden ocasionar síntomas visuales perjudiciales, sobre todo en situaciones donde es intermitente o alternante, como es la incapacidad para leer con comodidad, fati y visión inestable o temblorosa. Además de dolor de cabeza.

 

Tanto el estrabismo de ángulo grande como el de ángulo pequeño puede afectar psicológicamente y afectar la autoestima de los niños y adultos, pues interfiere en el contacto visual que las personas hacen comúnmente y esto ocasiona incomodidad y vergüenza porque la atención de la gente se desvía. Para los niños que padecen de esta condición se les dificulta el aprendizaje escolar, por lo que es recomendable realizar exámenes rutinarios oculares en el niño, con el objetivo de identificar posibles rasgos y tomar decisiones oportunas de tratamiento de terapia visual.

 

Causas del estrabismo 

 

Los seis músculos extraoculares que tiene cada ojo son los responsables de controlar la posición y el movimiento del ojo. Trabajan conjuntamente con el control neurológico del cerebro para que ambos ojos estén perfectamente alineados. No obstante, el estrabismo tiene lugar cuando alguno de estos falla e interfiere en el control y función, puede originarse en los nervios o músculos de los ojos que controlan la visión binocular. 

 

Es una condición que puede padecer por motivo de herencia genética. Por ejemplo, si usted tiene una pareja con ojos bizcos y desea tener un bebé, es posible que se enfrenten a un mayor riesgo.

 

En ocasiones, cuando los niños sufren de hipermetropía sin corrección, puede desarrollar un tipo de estrabismo llamado esotropia acomodativa, en que los ojos se desvían por el esfuerzo excesivo de querer enfocar la mirada o forzar el ojo a seguir la mirada deseada. Esta condición se evidencia antes de los dos años de edad pero también puede generarse más adelante. 

 

Tratamientos para corregir el estrabismo

 

Este problema se corrige mediante el uso de lentes especiales, con tratamientos con parches, ejercicios musculares o por medio de una cirugía láser de ojos, todo depende de la situación de cada paciente y qué tan avanzada tenga la condición de ojos bizcos. Así mismo, el éxito de los tratamientos dependen de qué complicado esté, la dirección y la magnitud de la desviación.

 

No obstante, la cirugía de estrabismo puede alinear eficazmente los ojos de adultos y niños. Cabe resaltar que cuanto más rápido se trata quirúrgicamente, más posibilidades hay de que el ojo o los ojos afectados desarrollan una agudeza visual normal y funcionen correctamente. En algunos casos es posible que se requiera una doble intervención, de seguro el cirujano puede proporcionarle más información durante la consulta antes de la cirugía.


Recuerde que para obtener mejores resultados visuales y prevenir retrasos de desarrollo cognitivo y otros problemas, es imprescindible solicitar tratamiento de manera oportuna. En las clínicas oftalmológicas de Bogotá Láser usted puede encontrar los mejores tratamientos para las diferentes enfermedades del ojo. Visítenos y ponga su visión en las mejores manos.

Compartir en: