Bótox para tratar las enfermedades visuales

No solo es tratar miopía o queratocono, también es mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Atención: esta nota es de carácter informativo; no sustituye una visita al especialista ni cumple con criterios de diagnóstico relacionados con el tratamiento de las enfermedades del sistema ocular.

 

¿Por qué importa el bótox en los tratamientos oculares?

 

El bótox, o toxina botulínica, ha cambiado la forma de percibir las cirugías estéticas.

Innegable es que logra modificar el semblante de pacientes que acuden a un centro oftalmológico en procura de una renovación que impacte benéficamente su autoestima; también es de conocimiento público que el uso, sin control profesional de la toxina, es contraproducente en el mediano plazo.

 

Sin embargo, asumir una posición en contra del bótox es un retroceso en el avance de la ciencia. Sus beneficios son inmejorables y, para las disciplinas de la salud que trabajan el sistema visual, es un aliado de gran peso para pacientes que desean un cambio de su semblante después de intervenciones orientadas a modificar la caída de los párpados, como la blefaroplastia.

 

En esta nota informativa, expondremos algunos beneficios de utilizar la toxina en combinación con tratamientos destinados a mejorar la salud visual de nuestros pacientes.

 

¿En qué consiste el bótox para las afecciones visuales?

 

Es un complemento para casos de piel en malas condiciones, las denominadas “patas de gallo”, y se procede a través de una serie de pinchazos localizados en áreas del rostro con el objeto de estimular la creación de colágeno que aporte a la tez mucha mayor densidad y genere ese efecto de rejuvenecimiento.  En el caso del postoperatorio, sus resultados son visibles desde la primera sesión, pero en concreto se aprecian mejor a las tres o cuatro semanas de la intervención.

 

En un centro de cirugía ocular como Bogotá Láser es un procedimiento que acompaña la blefaroplastia, orientada a adultos de 40 años en adelante para hacer la corrección de párpados que busca generar un efecto al mejorar la apariencia de cansancio y avejentamiento que afecta la mirada. Su efectividad también implica eliminar la grasa acumulada por largos periodos de tiempo.

 

Los párpados caídos tienen solución

 

Hemos señalado que un procedimiento integral, acompañado de diagnóstico, es ideal para que la intervención con bótox sea efectiva. El paso del tiempo hace que los párpados caigan debido a los factores mencionados en el parágrafo anterior. Sin embargo, un cuadro sintomático que presente queratocono, miopía, cataratas, merece un tratamiento que devuelva el bienestar a los pacientes.

 

La blefaroplastia funcional mejora la caída de la piel de los párpados superiores que ejecutan una reducción del campo visual del paciente. Y su procedimiento es sencillo: suprime los paquetes de grasa de ambos párpados para que la intervención con bótox borre los surcos, o patas de gallo, resultantes de este peso extra en el rostro.

 

Es recomendable que la blefaroplastia la realice un especialista en enfermedades de los ojos acompañado de un dermatólogo para tener una respuesta conjunta a las necesidades de los pacientes.

 

Una clínica de cirugía láser para ojos como Bogotá Láser cuenta con equipos interdisciplinares de capacidades excepcionales para tratar dolencias relacionadas con el campo visual y también para promover soluciones efectivas en cuanto a las aspiraciones motivacionales de los pacientes.

Bótox para tratar las enfermedades visuales

Ingrese su correo para mas información:

Financiación y Formas de Pago

Con las múltiples formas de pago que Bogotá Laser le ofrece, no hay excusa para no realizarse su tratamiento.

Noticias

En Bogotá Láser queremos brindarte información sobre el uso de la toxina del bótox en tratamientos visuales y oftalmológicos para las todas las personas.